Comportamiento de las Aguas de la Laguna

 

 

La cuenca laguna “La picasa” es una problemática hídrica que desde hace un tiempo a esta parte se ha convertido en un foco de atracción geográfica y política ineludible, modificando no sólo el paisaje sino también el diseño de producción de extensos territorios provinciales. Los profesores Luis Nicolau y Margarita Spinozzi realizaron un profundo estudio del comportamiento de las aguas de la laguna. LOTE presenta este trabajo como complemento de una investigación periodística de próxima aparición donde se analizarán las causas políticas que intervienen en la permanencia del anegamiento.

 

por Luis Nicolau y Margarita E. Spinozzi

 

Fundamentación:

Se sabe que los riesgos naturales son anomalías geográficas de difícil interpretación. Su conocimiento cualitativo es complejo y la heterogeneidad de las causas intervinientes dificultan su comprensión y mucho más su análisis.

La población de la llanura ha convivido siempre con estas fluctuaciones de la naturaleza, con los múltiples riesgos y las súbitas alteraciones del equilibrio y del cambio ambiental. En este paisaje de llanura –especialmente en la supresión de la Pampa deprimida o hundida–, se distinguen dos grandes tipologías de inundaciones: el anegamiento y el desborde de los cauces de los ríos. El primero de ellos tiene como origen el exceso temporal de las lluvias o el ascenso de la capa freática (altura de la napa de agua), el agua se encharca y se mueve lentamente debido a la baja pendiente hacia las lagunas que aumentan su nivel y se conectan con otras lagunas dando lugar a un topónimo muy común en la Región Pampeana denominadas “Las encadenadas”.

El anegamiento, según las lluvias, se extiende sobre muchas hectáreas, con una lámina de pequeño espesor en donde la terminación del período se producirá principalmente por evaporación y según haya sido la pluviosidad, determinará el nivel de la capa freática. A la vez, la instalación y asentamiento del hombre en la llanura, altera el ciclo hidrológico.

En este escenario geográfico, la laguna “La Picasa” y la problemática de las inundaciones con exceso de agua con sales de la Pcia. de Córdoba, oeste de la Pcia. de Santa Fe y noroeste de la Pcia. de Buenos Aires, reconoce múltiples factores naturales y humanos que inciden sobre los ecosistemas y su dinámica. Estos paisajes pampeanos de origen fluvial, por ingreso de antiguos derrames de los ríos Cuarto y Quinto y posteriores retrabajos eólicos, dieron origen a una serie de suelos complejos con un patrón que se podría definir como claramente masoquista. Este fenómeno trasciende el ámbito de la producción agropecuaria para constituirse en verdaderas barreras para la posibilidad de desarrollo sostenido pues impactó directamente sobre el tejido socio productivo regional.

Son muchos los interrogantes de una misma problemática: los pronósticos de los excesos hídricos, la saturación de las napas, la recuperación de los campos, el atraso de las siembras, la concreción de obras de infraestructuras, la política de estado, las leyes de emergencia. Entre tantos, ¿cuáles son las perspectivas?

 

Variables intervinientes

1) Fenómenos naturales

El estado hidrológico de la región responde a una conjunción de factores geológicos, geomorfológicos y climáticos.

Entre las variables que provocan los anegamientos intervienen dos parámetros de registros, por un lado el aumento o fluctuaciones del nivel freático y por el otro la magnitud de las precipitaciones temporales. Los dos están íntimamente relacionados ya que si hay mas precipitaciones hay mas recarga en el nivel piezométrico.

1a) Régimen hidrológico. Características climáticas:

La precipitación media del área es de 800 mm., valor obtenido a partir de los datos promedios de estaciones Laboulaye y Rufino, período 1903 a 1997. En los años 1998 al 2000 este promedio aumentó considerablemente hasta alcanzar valores de 1250 mm., lo que provocó un aumento considerable en los volúmenes de agua de las lagunas de la región, “La Picasa” de 6.000 has de anegamiento pasó a ocupar 130.000 has.

Con los datos de las diferentes Estaciones Meteorológicas de la región se puede organiza las variaciones que aparecen en el gráfico 1 donde se aprecia claramente que a principios, mediados y fin del siglo las precipitaciones fueron alcanzando un incremento entre 200 mm. de los valores medios anteriores.

 

 

 

 

1b) Niveles freáticos

En el estudio de las napas freáticas se realizaron perforaciones en distintos sectores con palas vizcacheras, alcanzándola a menos de 1m de profundidad; esto nos muestra que en zonas próximas a la laguna esta puede llegar a aflorar y comportarse como afluente.

En imágenes satelitales y mapas topográficos se observan dos pequeños paleocauces que desde las proximidades de Christophersen, tributan hacia la laguna. Uno de ellos, el del este, integra una red de drenajes vinculados al río Salado, a través de un sistema de lagunas.

En un principio se pensó en utilizar esa red de paleocauces para emplearlos como descarga, pero en los dos últimos años se descartó esa vía de escape por la magnitud de la laguna “La Picasa”, que ha aumentado en 10 partes su volumen, además de conectarse con otras lagunas.

Cuando la capacidad de almacenamiento del sistema subterráneo se ha colmado, muchas lagunas aumentan su tamaño se interconectan y reactivan a la red de los antiguos paleocauces que pertenecen a la cuenca del río Salado. Antes de que ello ocurra, el escurrimiento subterráneo puede ser relativamente más importante que el que se materializa regionalmente.

 

2) Erosión antrópica

2a) Tipos de Suelos:

Los suelos de esta región por la textura de los materiales y las formas superficiales del terreno corresponden a lo que se denomina Pampa Arenosa, se ubican al Sur de la Pampa Ondulada y constituye el límite Norte de la Pampa Deprimida.

Presenta un relieve irregular con cotas que alcanzan 125 m sobre el nivel del mar.

Su pendiente no supera el 0,l % y es en dirección al centro de la laguna desde todos los puntos cardinales.

Los suelos que cubren la mayor parte del área presentan desde escaso a leve desarrollo genético, por las condiciones climáticas pasadas donde prevalecía la acción del viento, siendo este el responsable del modelado superficial. En la década del 70 se describe a los suelos como de alto valor agrícolo-ganadero, con una napa profunda y sólo a aquellos suelos que conforman bajos anegadizos o sus proximidades, con características salinas y/o alcalinas, con la napa cercana a la superficie o anegadas.

 

3) Análisis de variables

A1) Régimen hidrológico

Además de las precipitaciones debemos agregar todo el agua que proviene del escurrimiento superficial de regiones vecinas, provocando en las inmediaciones de la cuenca “La Picasa”, que la napa freática se encuentre a unos pocos centímetros de profundidad o que incluso a veces alcance a aflorar, comportándose como afluente de la misma.

Debido a las fluctuaciones climáticas y principalmente el comportamiento de las precipitaciones, la Estación Laboulaye realizó un gráfico donde se comprueba la irregularidad temporal de las precipitaciones. El mismo nos muestra períodos de sequía como el de las décadas del 40 y del 50 y luego en la década del 60 se establece un equilibrio para entrar en un sistema húmedo que transitó hasta la actualidad, según el gráfico 2.

 

 

Gráfico Nº 2

 

De acuerdo a los datos obtenidos de registros de precipitaciones y balances hídricos, se deduce que el área de estudio ya ha alcanzado un punto de saturación del suelo con agua, no permitiendo la percolación a niveles inferiores, provocando en periodos de máximas precipitaciones anegamientos de muchas has. y cada período lluvioso que acontece, el suelo se ve saturado, no permitiendo la evacuación de la misma y provocando mayor retención.

 

 

También se le debe sumar a la cuenca, transfluencias desde la Pcia. de Córdoba en épocas críticas por los desbordes de los canales Devoto y la Cautiva, a pesar de que el mayor caudal se pierde en los bajos próximos a la localidad de Melo y Gral. Levalle, esas transfluencias sólo representan un 6% del agua total.

A todos los fenómenos climáticos que provocan degradación de los suelos debemos sumarles los canales de desagüe que se han realizado para evacuar el agua de pueblos y campos, lo único que provocan es inundar aun más esos campos, ya que los mismos pueden interconectar las lagunas y con ello aguas que estaban a una mayor cota invaden a cotas menores.

 

      

 

A2) Niveles freáticos

Estas napas en períodos de recarga (precipitaciones superiores a 80 mm. mensuales), para un registro de precipitaciones tipo de la región según Estación Laboulaye, abarcaría desde el mes de Octubre hasta Marzo, con una media semestral de 100 mm. alcanzando aproximadamente 600 mm. en el semestre. En la actualidad solamente en el mes de marzo de 2001 alcanzó 317 milímetros, fenómeno que agravó aún mas la situación regional, alcanzando la napa freática las cotas mínimas en zonas bajas, provocando el anegamiento de miles de has.

Como resultado de las perforaciones y datos suministrados por la Sociedad Rural de Rufino, podemos realizar el siguiente gráfico para observar la evolución positiva de la napa freática a través de los años.

 

B) Erosión Antrópica

B1) Tipos de Suelos

Los análisis físicos realizados a 30 muestras de suelos sacados alrededor de la laguna arrojaron una textura arenosa, franco-arenosa, franco areno limosa.

De los cuales 22 muestras corresponden a suelos arenosos, 5 a franco arenoso y 3 a franco areno limosa. Estos resultados quieren decir que los suelos que emergen alrededor de la laguna corresponden a asentamientos arenosos y los suelos que poseían una textura franca quedaron inundados. (ver Planilla de análisis físico-químicos)

Si nos alejamos de la zona inundada encontramos suelos con muy buena cobertura vegetal, lo que quiere decir que tienen un alto grado de evolución, por ejemplo Amenabar, San Eduardo, Venado Tuerto.

También se han encontrado concentraciones de sales en algunos suelos que han estado bajo agua durante un periodo de tiempo. De acuerdo a ello podemos realizar cuatro clasificaciones o grupos de suelos con respecto al riesgo inundación. Ellos son:

1.    Suelos cultivados.

2.    Planicies salinas hidrohalomórficas

3.    Planicies y bajos hidromórficos

4.    Lagunas

 

Síntesis general del funcionamiento hidrológico

El comportamiento de estas subunidades está profundamente alterado por la presencia de caminos, albardones, canalizaciones y otras obras, lo cual, debido a la muy baja pendiente de la zona, contribuye a alterar las formas y dimensiones de las subunidades, como así también las velocidades de circulación del agua.

En periodos de anegamiento e inundación generalizados, el comportamiento como cuencas arreicas se altera y se interconectan entre sí, aumentando los pulsos de expansión de las lagunas aguas abajo, afectando las tierras agrícolas.

A estas características se suman los desbordes de los canales que escurren muy lentamente, o en mantos hacia las lagunas que se forman en los sectores mas deprimido del Distrito, por lo cual su capacidad reguladora se ve disminuida por recibir los aportes de los desbordes de los arroyos.

Los gráficos y análisis posteriores de las precipitaciones muestran cambios climáticos muy marcados; que tal vez podrían corresponder a “Ciclos Climáticos” si hablamos de períodos geológicos, con períodos de recurrencia cada cien años.

Los niveles de las napas se deben a la gran recarga que sufren los acuíferos, no solamente en la región problema, sino en toda la cuenca a la que pertenece la laguna La Picasa con sus afluentes; afectando a cuatro provincias: Córdoba, Bs. As., Santa Fe y La Pampa.

 

En las siguientes imágenes se observa la complejidad de la situación:

 

La Picaza vista desde el Complejo Los Franciscanos.

 

 

Vista de la Laguna La Picaza desde las márgenes de la Ruta Nacional Nº 7

 

 

 Camino reconstruido para unir a Aarón Castellanos con Lazzarino.

 

 

Conclusiones:

De acuerdo a los análisis y observaciones realizadas destacamos las siguientes y principales conclusiones:

·      Durante los periodos lluviosos de los años hidrológicos l997/98... l998/99 y l999/00 se produjeron transfluencias desde el Oeste, provenientes del Sur de la Pcia. de Córdoba, hacia la cuenca propia de la laguna “La Picasa”, originadas principalmente por desbordes del canal Devoto.

·      El proceso de agriculturización, se realizó con prescindencia de la oferta ambiental, avanzando la producción agrícola sobre tierras susceptibles de inundación por ende de aptitud ganadera, provocando un colapso socio-económico regional de larga duración.

·      Las condiciones geológicas y geomorfológicas de la región determinan que las entradas y salidas de agua en el sistema hidrológico se realice predominantemente por transferencias verticales, esto es debido a los tipos de suelos predominantes (semi-arenosos).

·      La circulación del agua subterránea de Oeste a Este es muy lenta, por lo que los aportes subterráneos desde el Oeste son poco relevantes en la problemática hídrica regional. Sin embargo, existe la influencia del flujo subterráneo a través de paleocauces en los limos y en los médanos, en el anegamiento de poblaciones situadas en áreas de descarga.

·      El estado actual de este Sistema Hidrologico es el resultado de una variabilidad climática que se manifiesta como periodo significativamente más húmedo que el antecedente, iniciado en los primeros años de la década del 50, con un incremento marcado en las precipitaciones a partir del inicio de la década del 70 y continuando en estos tiempos presentes, produciendo de esta forma el éxodo de la población rural a ciudades vecinas y que la situación económica regional entre en crisis.

 

 

Margarita Spinozzi es Profesora de nivel Terciario en Geografía agraria, Teoría de la Geografía III, Historia, Formación ética y ciudadanía. Miembro de los equipos protocolo en institutos terciarios del P.I. E. Es participante en los fundamentos pedagógicos-epistemológicos de los nuevos diseños curriculares de carreras de nivel terciario.

Luis Nicolau Lic. en Geología. Profesor de nivel terciario en Geomorfología, Taller 4, Seminario, y Laboratorio de suelos CCTATT. Miembro de los equipos pedagógicos del P.I. E.

 

Docentes del Instituto Superior del Profesorado Nº 7 - Sección Geografía

 

El presente trabajo estuvo coordinado por la Dra. Mirta Giacobbe.

Bibliografía

·       Aporte de la Sociedad Rural de Rufino.

·       Aporte de la Estación Meteorológica Laboulaye.

·       Trabajos de hidráulicas realizados por U.N.L.

·       Cartas de Suelo de Amenábar – INTA.

·       Mecánica de suelos – Secretaría de Recursos Hidráulicos – México 1967.