Hace 100 ...

 

 

 

Ilustraciones: Pablo Miquet.

 

 

Hace 100 lotes Pablo Miquet publicaba en la edición número uno de Lote algunos de sus mejores sonetos, versos libres y haikus, en aquel entonces con ilustraciones de Roberto Alfaro. Después de la publicación de su primer libro individual (sus versos ya podían leerse en diversas antologías colectivas y otras colecciones), volvemos, interesados y seducidos por el nuevo prestigio que le da el libro propio, a buscar a este poeta de Venado y el mundo. Lo que aquí publicamos es sólo algo de lo que más nos gusta de Pablo y que, según el mismo dice, dejó fuera de su Antología Personal por razones de espacio (1).  No fue difícil, sin embargo, hallar material excluido del libro: la obra de Pablo abarca más de 200 sonetos, 4500 haikus y 100 versos libres.

Al verlas vigentes, repetimos ahora las palabras de entonces: “ágil y ocupado, siempre está entre nosotros, y cuando uno lo mira tiene la sensación de estar en presencia de la prosapia de un poeta del Siglo de Oro español. Este pretende ser un homenaje a su espíritu joven e inquieto, a su talento laborioso, a su letra despareja, tan distinta a su vida y a su obra: pareja, sensible, amable.”

 

Barricada –soneto–

 

 

Cada zapato usado, cada arruga

de la piel y la ropa que la cubre,

cada cana arrancada, cada octubre

gastado, cada lágrima que fuga...

 

Cada pañuelo que el cansancio enjuga,

cada silencio que un dolor encubre,

cada susurro que el rumor descubre

del terso corazón que se corruga...

 

Cada fugaz y fútil parpadeo

registrado en el rápido careo

con el espejo cada madrugada

 

Cada nocturno y personal balance

del día, nos indican otro avance

del tiempo contra nuestra barricada.

 

 La otra espera (Estación de trenes de La Quiaca) –soneto–

 

Tienen la misma calma de los trenes
que llegan, varias veces por semana,
tras el olor de la carnada humana
que los espera, quieta, en los andenes.

 

Llevan muy poco, y sus escasos bienes
caben en las mantas rústicas de lana
que cargan en sus hombros sin mañana
en tanto que el ayer ronda sus sienes.

 

Sentados contra un muro de ladrillo
parecen una réplica sin brillo
de antiguos dioses muertos y herrumbrados,

porque también se oxidan en la espera,
mientras los va cubriendo desde afuera
un polvo de recuerdos ya olvidados.

 

Buitres –verso libre–

 

Los buitres de metal
en pleno vuelo
aovan bombas
que construyen solas
sus propios nidos,
cráteres de espanto,
donde incuban dolores y agonías
con el calor de los ardientes fuegos
que ellas encendieron.

 

Llegan luego
los buitres verdaderos,
que consumen la carne ya sin vida
que los otros dejaron a su paso
sin tocarla siquiera.

Los metálicos buitres
causan muerte;
los buitres emplumados
la devoran.

En aquéllos, las luces reverberan;
en éstos, sus plumajes son de sombra.

 

¿Cuál es más despreciable,
el luminoso
con su mortal estela,
o el sombrío,
que nada más se nutre con los restos
que aquél dejó;

Y nunca con la vida?

 

 

Haroldo Conti (1925 - ¿....?) –verso libre–

 

Un buen día
supimos que no estabas,
que habían enrejado tu contorno.
Así de simple,
así de tenebroso.

 

Ni siquiera
tenemos constancia
de que hayas muerto:
desapareciste.

Pero también sabemos
que no hay jaula
que encierre tu viviente contenido
que palpita en la carne de otra gente:

Silvestre, Alejo, Milo; Lito, Oreste,
llevan tu melancólica ternura
a nuestro corazón desconsolado.

Haroldo, “no te aflijas. Algún día
vamos a ir por ahí...”, rotas las rejas,
con la propia palabra,
con “Ajeno” en los brazos.

 

 

Haikus

MMMCMIII

Tantas palabras,
y a veces no encontramos
la necesaria.

 

MMMCMIX
El viento, inmenso,
pasa por las rendijas
más diminutas

IVII
Veo mi vida
en el espejo roto
de mi memoria.

IVLX
Fotos antiguas...
Sonrisas congeladas
que ya partieron.

IVCDXX

Calor. Sequía.
El ciervo busca el agua.
La vid la espera.


MMMCMXXXIV

Viento de otoño.
Con ráfagas obscenas
desnuda plantas.

 

 

 

Miquet en síntesis

Nació el 2 de abril de 1937 en la ciudad de Buenos Aires, en un quinto piso, frente al Obelisco.Realizó sus estudios primarios en el colegio San José de los padres bayoneses, y los secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires, habiendo cursado luego en forma completa sus estudios en la Facultad de Veterinaria e incompleta en la de Filosofía y Letras. En 1963 llegó Venado Tuerto, tres años después se casó con Pilar, su compañera inquebantable desde siempre. Sus tres hijos, María Verónica, Marcelo Jesús y Gustavo Fabián lo transformaron en abuelo de seis nietos. Comenzó a escribir a los 15 años, dejó pasar una vida más, y después de otros 15 años, por insistencias repetidas de Roberto Ledesma y Mirley Avalis sus poemas vieron la luz por primera vez. A partir de ahí, como si estuviera desafiando lo permitido, se presentó en un concurso de poesía organizado en la ciudad de Santa Fe. Sacó el Segundo Premio. “Después de eso me embalé”, dice recordando. Entre sus numerosos antecedentes literarios, figuran el 2º premio “Ciudad de Santa Fe”(1977); el 2º premio “ Biblioteca Popular Florentino Ameghino” de Venado Tuerto (1978); El Primer Premio Nacional “Quijote de Plata IV”, de San Lorenzo (1981); el 2º Premio “Certamen Municipal”, de Villa Constitución (1981); el 3º Premio “Ateneo Popular de La Boca”, de Buenos Aires (1981); el 2º Premio del “Certamen Municipal”, de Venado Tuerto (1995); el 2º Premio “Certamen Orden de la Merced”, de Buenos Aires (1995); Tercer Premio “Desde San Rafael al país”, Mendoza (2001). Obras suyas han sido seleccionadas para integrar diversas antologías, entre las cuales figuran la de la subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe; la de la Dirección de Cultura de la ciudad de Villa Constitución (Santa Fe); la del Ateneo Popular de La Boca (Buenos Aires); la de la Municipalidad de la ciudad de Venado Tuerto (Santa Fe); la de la Municipalidad de Acebal (Santa Fe); y varias para homenajear a distintos escritores. En 2002 fue seleccionado para integrar la Antología II del Concurso Internacional de Haiku, auspiciada por la Embajada de Japón. En 2004 obtuvo el Primer Premio Nacional del concurso de la Sociedad Argentina de Autres (SADE). En forma particular, ha publicado “Plaquetas” con diferentes poemas suyos, entre ellos sonetos, poesías en verso libre y “haikus”.